viernes, julio 08, 2005

Yo también soy londinense

Me han dolido especialmente los atentados que se han producido en Londres la mañana del 7 de Julio.

Primero porque como madrileño, sé qué se siente cuando vives tan de cerca una cabronada de ese calibre. No me avergüenzo de haber llorado aquella mañana del 11-M. Sin embargo, sí que siento vergüenza por no haber llorado hoy... aquella vez fue impotencia y tristeza, hoy ha habido rabia y odio.

Lo segundo es porque todavía está muy reciente ese viaje a Londres. A lo mejor recordáis que dije que lo que más me encantó de esa ciudad es lo abierta que era, la mezcla de culturas, el respeto, poder discutir tranquilamente sobre religión con unos musulmantes en el Speakers Corner... recuerdo que me miraron raro cuando dije que era de Madrid y que conocía perfectamente a lo que se llegaba por medio del fanatismo religioso de cualquier tipo y me soltaron el rollo de el Islam es paz, amor y piruletas. En fin, supongo que ahora se les han quebrado los argumentos.

Hace tiempo, unas semanas después del 11-M, vaticiné que dada la forma de pensar de esas alimañas, el siguiente atentado sería en Londres, en autobuses o barcos. Lamento haberme acercado tanto con la funesta predicción.

2 comentarios:

Freeman dijo...

Yo creo recordar incluso que dijiste "en metro o en autobús", nada de barcos...

fortran sin ganas de loguearse dijo...

pues no sé, es posible... el caso es que estaba claro que esos malnacidos habían encontrado un filón en los transportes de masas.

creo que hasta dije una fecha chula y todo, pero no creo que con eso acertase.