martes, septiembre 13, 2005

Sobreviviendo en el s. XXI

Como comentábamos en el post anterior, muchos nos sentimos algo perdidos tras el receso en la calidad de los discos de The Offspring y los Foo Fighters (de hecho algunos pensábamos que los Offspring habían muerto en un accidente y los habían suplantado por unos dobles, tesis que se confirmaría posteriormente al ver el video Huck It!), la ruptura de Terrorvision (no sé si fue peor la ruptura o el Good To Go) y en general un vacío existencial que nos indicaba que nuestra década y nuestro siglo estaban llegando a su fin.

Entonces llegó el año 2000. Y con él llegó Linkin Park y su Hybrid Theory (aunque creo que yo los escuché por primera vez ya en el 2001). Pude sentir el mismo escalofrío recorriendo mi espalda cuando escuché Crawling que cuando escuché Self Esteem por primera vez. El New Metal (ó Nu Metal para los más guays, ya puestos podrían hacer GNU Metal y para que fuese legal bajárselo por la mula) había llegado.

Durante esta época, muchos de los grupos clasicotes de los 90 se estuvieron adaptando a las nuevas tendencias, por ejemplo tenemos el Conspiracy of One (2000) de The Offspring, que siguieron metiendo canciones chorras (Original Prankster, One Fine Day) para que los padres llevasen a los niños a los conciertos (¡os lo juro! ¡es verdad! en el concierto del 11-2-2001 en La Cubierta de Leganés vi a tiernos infantes subidos en los hombros de sus padres... lo que no sé es si es que los padres eran fans de la vieja escuela o eran los niños los que les habían arrastrado a ver chorra-pop) pero también muestra una vuelta a sus raices del Smash (1994) con una fuerza renovada y una producción salvaje propia de una banda de Nu Metal con canciones como Million Miles Away, Dammit I Changed Again ó Special Delivery.

Algunos grupos que también merece una mención por seguir haciendo música más noventera, pero con estilo s. XXI son A Fire Inside (A.F.I.), coleguitas de los Offspring, por sus discos The Art of Drowning (2000) y Sing the Sorrow (2003), Sum 41 por Does This Look Infected (2002) (atención aquí, si se tiene la oportunidad, comparad Still Waiting con la canción de Nek Al Menos Ahora y con Dammit I Changed Again de los Offspring), American Hi-Fi y Aquaplaning.

Pero lo realmente importante del s. XXI, no fue la música en sí, sino la facilidad con la que llegaba a nosotros. Un activo cd-crossing entre los colegas hizo que Linkin Park, Crazy Town y Limp Bizkit rulasen de mano en mano (gracias a Atef por dejarme esos cedés). Lo gracioso era que no hacía falta que nadie te pidiese los discos, a ti te gustaba y querías compartirlo con tus colegas, así que se echaba mano de la grabadora de cederrones recién estrenada, se quemaban, se imprimían unas carátulas que se habían hecho con todo el amor del mundo con el Corel Draw y le pasabas los cedés a los amigos.

Después llegó el p2p, y eso sí que fue la revolución. Ya no hacía falta que los colegas te pasasen los discos, podías bajártelos directamente por intenné. Primero el napster, aunque tanta popularidad fue algo efímera, en seguida le cortaron las bolas... ya se sabe, la vela que luce con el doble de intensidad dura la mitad de tiempo. Después AudioGalaxy, que también cayó. Luego había más alternativas, como winmx, la mula, el burrito, kazaa... excelentes para bajarse canciones sueltas, pero para un jodido fetichista como yo al que le gusta tener discos completos (y a ser posible discografías) no iban demasiado bien. Y aquí es donde aparece el Soulseek, con su maravillosa opción de bajarse carpetas enteras.

Pero la mayor innovación del Soulseek no eran las facilidades de descarga, sino la posibilidad de explorar todos los archivos compartidos de la gente. Antes solía escuchar lo que me recomendaban los colegas, lo que oía en el límite, por la radio... ahora podía buscar algún grupo que sabía que me gustaba, ver quiénes tenían buen ancho de banda y bajarme lo que me ofrecían. Así descubrí montones de grupos interesantes. Otra gran característica del Soulseek (que creo que añadieron algo tardíamente) es la de buscar usuarios con gustos similares y obtener recomendaciones, a partir de listas de preferencias de la gente. Por último, estaba la opción de recurrir a Amazon.com para ver qué grupos se parecían a otros, qué compra la gente, ver listas, etc.

El motivo por el cuál el año 2003 (en la gráfica parece el 2004, pero no) es el que tiene más discos es bastante sencillo. Si juntamos todo lo anterior (descarga de discos a granel y descubrimiento automático de grupos similares) nos damos cuenta de que en el 2003 hay un boom de la leche de grupos en plan Linkin Park, que era un punto de partida bastante recurrente a mis búsquedas... tanta popularidad se debe en parte a las bandas sonoras cañeras de las nuevas películas de Marvel, como la de Daredevil. Algunos son un poco mierderos y repetitivos, pero hay otros que se salvan bastante de la quema. Os pongo algunos ejemplos de discos que merecen la pena:

2003: The Morning After (40 Below Summer), Unstable (Adema), Fallen (Evanescence), Begginings (Memento), Leave a Whisper (Shinedown), Smile Empty Soul (Smile Empty Soul), Three Days Grace (Three Days Grace), The Long Road (Nickelback) y por supuesto Meteora (Linkin Park). Todos estos son en plan Nu Metal, aunque algunas de las joyas del género caen en los años colindantes, a saber:

2002: Saturate (Breaking Benjamin), Disclaimer (Seether), The Lonely Position of Neutral (Trust Company), Trapt (Trapt).

2004: Two (Earshot), Getting Away With Murder (Papa Roach), We're Not Alone Here (Breaking Benjamin).

Pero no todo es Nu Metal en estos años, tenemos algunas vueltas a los escenarios impresionantes, como la de Weezer con su Green Album (2001) y la de los PUSA con el Freaked Out and Small (2000), a los Offspring intentando redimirse con el Splinter (2003), que aunque siguieron metiendo canciones chorras (Hit That, The Worst Hangonver Ever, Spare Me the Details) nos dejaron algunos auténticos temazos (The Noose, Race Against Myself, Da Hui). También tenemos cosas más blandurrias pero no por ello despreciables, como la adorable Avril Lavigne con su inocente pop-rock para quinceañeros en celo, la sugerente Carla Bruni con Quelqu'un m'a dit, la voz repleta de personalidad Anastacia, a los mariquitas de Keane y Coldplay pegándose por ver quiénes son las mayores nenazas de toda Inglaterra (para mi gusto Muse), a los abueletes de Kansas de gira por Madrid en el 2005 (y yo perdiéndomelos por enterarme un par de horas antes)...

También tenemos algunos grupos que surgen de las rupturas de otros, como Audioslave, Damageplan o algunos que surgen de la nada y empiezan a sonar a todas horas, como The Darkness... ¿Qué tiene The Darkness para molarle tanto a la gente? ¿Será la voz del cantante al que parece que le están retorciendo las pelotas? ¿Será esa estética ochentera? A alguno le podrán parecer ridículas las pintas que llevan en los videoclips, pero claro, es que ellos están de coña, no podemos decir lo mismo de los auténticos jebis de los 80... no encuentro el videoclip donde se juntan The Michael Schenker Group, The Scorpions y otros cuantos más pasadísimos de rosca con las mallas fucsia (¿se escribe así?) las lentejuelas y las cintas en el pelo.

Pero como todo lo bueno tiene que acabar, al igual que pasó con el punk-rock de mediados/finales de los noventa, el Nu Metal ya tiene los días contados (o al menos eso dicen). Veremos qué es lo que nos depara la segunda mitad de esta nueva década.

Al igual que antes, me dejo montones de grupos y discos interesantes por mencionar, pero claro, esto se ceñía sobre todo a mi culturilla musical y a cómo me lo he montado para tener algo que echarme a las orejas estos años.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

El dependiente con granos del Blockbuster said:

La mayoría de los grupos que pones no los he escuchado mucho pero, por ejemplo eso que pones de que Carla Bruni tiene una voz con personalidad.... a mi más bién me parece que se folló a un productor y, no contenta con eso, agarró un gran micrófono negro con las 2 manos, se lo metio hasta la campanilla y empezó a susurrar cosas en franchute (es básicamente lo unico que hace en su disco). En cuanto a Keane y Coldplay te apoyo totalmente, es lo más aburrido del mundo pero, ya sabes como son los ingleses...(personalmente prefiero Coldplay). Y Avril Lavigne... se que lo dices porque te gusta, y no precisamente su música. Seguro que con las mismas canciones si fuera un tio estarías defecando por la boca en cuanto hablaras de él...je je je (y que conste que a mi me gusta).
¿Que porque gustan tanto The Darkness? Pues porque se parecen a Queen!!, y ellos ya se podian poner mallas de fabricación casera con unas bragas encima o disfrazarse de Santa Claus, eran los putos amos, y esto es así, y punto pelota

El que se masturba escuchando a Carla Bruni dijo...

No tienes ni puta idea! la voz con personalidad era de Anastacia, la de Carla Bruni era sugerente, porque parece que te va a chupar la polla con ansias de un momento a otro...

Anónimo dijo...

El mismo Ratzinger said...

Yo es que sólo escucho Santa Justa Klan

Anónimo dijo...

KEANE, SIEMPRE!

Anónimo dijo...

Santa Justa Klan es un subproducto... donde esté Fran Perea, que es el original, que se quite todo!

Anónimo dijo...

Benedicto XVI said...

Pero ya quisiera Franpe moverse como lo hace Boliche. Desde El Vaticano estamos preparando una gira para nuestro nuevo grupo de hip hop "Ratzi MC y sus cardenales" en el que telonearemos a los SJK

Anónimo dijo...

¿Que me decís del nuevo competidor de Mariconeo hijo de la Gran Bretaña James Blunt?

Anónimo dijo...

No me cansaré de repetirlo: Descargarse música no es TODAVÍA ilegal. Un saludo.

fortran dijo...

Cierto, rectifico mi comentario de "que sea legal bajárselo por la mula" por "que sea legal cantarlo en la ducha" XD (estos cabrones de la sgae nos llevan por el camino de la amargura...)