jueves, julio 20, 2006

un pequeño viaje

En un interludio antes de escribir los dos últimos párrafos de mi proyecto de fin de carrera, me escapé cuatro días de mini-vacaciones con unos colegas del instituto. He aquí el relato de nuestras aventuras durante esos días:

13-07-2006
  • 15:35 - Llego a Aluche y me encuentro con el Chapas, nos ponemos a cargar las cosas en su buga, pero se observa claramente que el espacio es insuficiente para todo lo que hay que meter. Se empieza a vislumbrar que hará falta llevar también mi bólido de la muerte.
  • 16:00 - Con todas las cosas más o menos cargadas, el Chapas y yo nos separamos para cumplir nuestros objetivos lo antes posible. A mí me toca ir a Empalme a recoger al Tripol y al Chapas ir a por la novia del anteriormente mencionado.
  • 16:10 - Llego a Empalme y recojo al Tripol sin ningún incidente, nos aparcamos en doble fila esperando a que llegue el Chapas.
  • 16:15 - Llega el Chapas. Mientras discuten el plan de viaje, un autobusero cabrón me pita para que me aparte (cuando otros habían podido pasar sin problemas). Arranco el motor, giro el volante todo a la derecha, piso embrague, meto primera, quito el freno de mano, suelto embrague suavemente, piso ligeramente el acelerador y me pego una hostia con un puto palo de los cojones que ponen para joder a los automovilistas. El palo en cuestión se me ha metido por todo el hueco de la rueda y me ha dejado la aleta delantera derecha hecha unos zorros. Me entran ganas de empalar ahí al cabrón al que se le ocurrió poner esas mierdas.
  • 16:25 - Una vez que se me pasa la consternación, dirijo la marcha hacia una gasolinera para echar algo de caldo antes de salir... después guiará el Chapas, que para eso lleva GEPEESE.
  • 16:35 - He repostado en una estación de servicio en el paseo de los poblados, que no está mal de precio. A partir de ahí, sólo tenemos que coger el camino viejo de Leganés para pillar la M-40. Algo que es a priori tan sencillo, el puto GPS lo convierte en una odisea, llevándonos por las calles más genuinas de Carabanchel.
  • 17:00 - Llegamos a la M-40 y empezamos a darle vueltas como unos campeones... es broma, no llegamos a darle una vuelta entera, pero sí que nos pasamos la salida de la A-1 porque el Chapas iba enciscado hacia la R-1 y le hicimos señas para que siguiese a la izquierda... pero no tanto.
  • Algún momento indeterminado: nos cae un chaparrón de impresión antes de llegar a Burgos. Se forma un charco enorme en medio de la carretera y a un gilipollas que iba con un Audi A6 negro no se le ocurre otra cosa que frenar encima del puto charco... conmigo detrás. Pa' habernos matao. Después tendremos otro par de ocasiones de morir, pero esta es probablemente la más gorda.
  • Algún momento también indeterminado, después del anterior: nos toca un rato de carreteras de esas que no son autovías (ya ni me acuerdo de cómo se llaman... ¿convencionales?), de un carril para un sentido y otro para el contrario. El Chapas se olvida de que le sigue una cucarachilla que encima va cargada y se pone a adelantar a una mierda de camión que iba a 60 km/h; yo me envalentono y le sigo: descubrí que mi coche se puede poner a 85 km/h en 3ª a unas 3800 rpm (y es diésel). Lo justo para incorporarnos a 10 metros del coche que venía directo hacia nosotros. Olé mis huevos, que creo que permanecieron en mi garganta durante el resto del viaje.
  • Otro momento después: no sé cómo cojones se llamaría el puerto que bajamos detrás de un puto volvo que iba a 40 km/h, pero luego en la autovía tocó modo persecución para poder alcanzar al Chapas... tengo que consultar mi saldo de puntos.
  • 22:05 - Llegada in extremis al camping, ya que el registro terminaba a las 22:00... suerte que el IbiMaquinero se había tirado el rollo y había ido antes para avisar que íbamos a llegar algo justos.
  • Más tarde: montamos las tiendas y salimos a dar una vuelta por la playa (el típico ritual de andar descalzo por la arena de noche).
  • Mucho más tarde: volvemos al camping y a dormir...

14-07-2006
  • 6:30 - Los putos "gritters" empiezan a darme la tabarra. Esos pajarillos del infierno... los mataría a todos.
  • 8:15 - Parece que ya no queda nadie dormido, así que nos levantamos, con cierto dolor de espalda. Empieza una discusión sobre si la tienda está mal orientada... puto fen-shui... con lo fácil que es dejar caer una pelota y orientarla con el gradiente.
  • 9:00 - Nos piramos a desayunar por ahí y después nos vamos en coche a Suances, que por lo visto la playa está menos masificada que en Santander.
  • Por el camino: una pirula que casi provoca que nos estampe una fragoneta. Pero yo tengo mi consigna: "seguir a Omar", pase lo que pase, siempre seguir a Omar.
  • 12:00 - Llegamos a Suances y de poco masificado nada. Las pasamos un poco putas para aparcar, pero al final encontramos un par de sitios juntos. Nos bañamos, nos quemamos, etc. La internet (la redecilla que hay dentro de las bermudas) me destroza las pelotas.
  • 14:00 - Vamos a comer. El camarero del restaurante tenía un humor un tanto especial que hace que alguno se pille calor.
  • 15:00 - De vuelta a Santander, pierdo a Omar porque me meto por un desvío equivocado, lo cuál hace que la gente respire aliviada. Ya llegaremos por nuestra cuenta.
  • 15:45 - Llevamos un buen rato dando vueltas por Santander buscando un sitio para aparcar. Me estoy encabronando por momentos. Es peor que Madrid en hora puta, digo punta. Después de tanta indicación inútil y tocapelotas, llega un momento en el que me bajo del coche e invito a cualquier otro a seguir conduciendo. Me hierve tanto la sangre que estoy a punto de explotar. De hecho, cuando un grupito de niñas que van a la playa se pone a cruzar pisando huevos (sin paso de cebra ni semáforo ni nada) y estimo que si nadie varía su velocidad o rumbo vamos a colisionar, exploté:
- ¡Joder, putas niñas! ¿Qué hago? ¿Las pito? ¿Les doy las largas? ¿Freno? ¿Las esquivo?... -
El tiempo se ralentiza, mis acompañantes me dicen algo que no alcanzo a entender... pego un volantazo al tiempo que bajo la ventanilla y lanzo al aire un grito gutural:
- ¡¡¡¡CHOOOOCHOOOOOOOOOOOOOOS!!!
Según Trip, me acababa de dar una sobrecarga del sistema. Después de eso, me quedé bastante a gusto. Decidimos que lo mejor sería aparcar en cualquier parte, aunque tocase un paseito.
  • 16:30 - Llegamos a la playa del Sardinero, que supongo que se llamará así porque la gente está como sardinas en lata... igualito que Benidorm, y eso que fuimos al norte porque estaría menos petado (lo de que hacía más fresquito ya notábamos que tampoco).
  • Durante un rato después: nos requemamos un ratillo, hicimos el moñas con las olas y tal.
  • 19:00 - Nos vamos a buscar un Carrefour que habíamos visto a la ida, para comprar algo para la cena y el desayuno... el puto GPS nos manda a tomar por saco y al final nos acabamos metiendo en un Hipercor. Hacemos la compra como si fuésemos niños pequeños: chocolatinas, bollos, refrescos... ay la hostia.
  • 21:00 - Volvemos al camping y toca ducharse... compruebo los estragos que ha hecho la Internet en los coroneles y el capitán. Una semanita por lo menos sin cascarme pajas.
  • 22:30 - Salimos de fiestecilla, vuelvo a conducir yo y voy sin ver un pijo porque no me he puesto las gafas ("¡si no lo veo no es delito!"). Me quedo definitivamente con el mote de "Rai" (por ser una mezcla entre Raikonnen y Ray Charles). Aparcamos a tomar por culo de cualquier parte (para no variar) y vamos dando un paseito por el puerto. Llegamos a una zona bastante botellonera que nos recordaba a Tribunal, donde paramos para tomar algo (el nene ya sólo bebe coca-cola, que es un conductor responsable). Desistimos de encontrar el punto de reunión, que era una tal Plaza Pombo (¿a que suena a coña?).
  • 2:00 - Nos volvemos al camping, que ya han salido los lunnis.
15-07-2006
  • 8:15 - Los "gritters" no me han hecho mucho la puñeta... la nueva disposición de la tienda (no lo había contado, pero al final la movimos) no es la óptima, pero mejoraba algo la anterior.
  • 9:00 - Ya estamos preparados para salir... como yo estoy algo quemado, le toca de chófer al Chapas, con lo cuál todos vamos más seguros.
  • Ni idea de la hora: vamos a Santillana del Mar. No está mal, pero demasiada gente por todas partes. Por el camino de vez en cuando huele que tumba y yo invito a todos a cantar "España huele a pueblo".
  • Sigo sin mirar el reloj: vamos a San Vicente de la Barquera, localidad natal de David Bustamante (no soy un supermán...). Creo recordar que también vimos por el camino el buga de carreras (aparcado) de otro ilustre cántabro: Dani Sordo, pero a lo mejor me estoy confundiendo de día y todo. Lo más destacable del pueblo, las papeleras cromadas... estábamos pensando en mangar una para ponerla de tubarro trucado en el coche del Tripolar.
  • A la hora del papeo: cuando ya estamos a punto de desfallecer nos metemos en un restaurante... yo sólo recuerdo que entre el Trip y yo nos enchufamos un tintazo de verano de cojones. Menudo estacazo que me pegó luego con el sol... menos mal que no me tocaba conducir.
  • A partir de aquí la cosa está un poco borrosa... creo que fuimos a Noja, pero yo estaba bastante transpuesto durante el viaje (según el Chapas creía que se me iba a romper el cuello de los bandazos que iba pegando).
  • 19:00 - Me acuerdo de la hora porque habíamos quedado con Don Omar, si no ni de coña. En la playa que tenía nombre gracioso (que no recuerdo) se suponía que había olas y tal, pero sólo había unos pedruscos que parecían cuchillas.
  • Después suceden más cosas, pero me están doliendo los ojos de tanto mirar a la pantalla, así que aquí se va a quedar el relato... con saber que al día siguiente conseguimos llegar a Madrid sin poner en peligro nuestras vidas demasiadas veces ya va que chuta.

Actualizacioncilla

Se me olvidaban un par de aforismos que creamos durante el viaje:
  • Nada más entrar en el buga, se echa el seguro y todos a coro: "¡¡De aquí no sale ni Dios!!"
  • Tras un par de visitas al W.C.: "En el cagadero hay que darlo todo."

5 comentarios:

Lek dijo...

Santander + verano = infierno... dímelo a mí, que soy de aquí... tenías que habernos avisado, no os hubiéramos abandonado en Suances :P

fortran dijo...

Je je, yo es que la última vez que estuve por ahí era un cani... estaba de campamento en Bárcena Mayor, un pueblecillo de esos que sí que no están masificados (4 habitantes, cosa así calculo yo) y nos acercaron un día a la playa. No recuerdaba que hubiese mucha gente, pero claro, lo que sí que me suena es que estaba nubladillo el tema, incluso puede que estuviese lloviendo; no se puede comparar con el tiempo que hace ahora (bendito calentamiento global, que hace que las costas del norte sean como el caribe xDDDD).

El próximo viaje lo aviso con antelación en el blog ;-)

Lek dijo...

Ok... aunque ahora que lo pienso, el sábado yo me largué para Llanes, igualmente masificado hasta las trancas, pero con un par de amigas a las que visitar ;)

fortran dijo...

ahí, ahí, eso es lo que hay que hacer, visitar a amigas! :-D

yo voy a ver si alguna amiga quiere que la visite xD

Lek dijo...

¿Tan lejos se te han perdido las amigas que te nos vas payá pal norte de Europa?