domingo, junio 24, 2007

Mad Max: El Guerrero de la Carretera

Lo primero, para Nachete, aquí tienes el alucinante documento de cuya existencia dudabas: orientaciones para la pastoral de la carretera.

Después me he quedado pensando en eso que dicen por ahí de que los monjes y las monjas rezan también por nosotros los no-creyentes-pecadores y se me ha venido a la cabeza lo siguiente "¿y quién te ha dicho a ti que quiero que reces por mí?"

Gracias Ansar por esa maravillosa frase, creo que todavía me va a dar mucho juego...