lunes, noviembre 17, 2008

Informáticos de película: Operación Swordfish

Estoy viendo Operación Swordfish y me encuentro con la siguiente perlita:


Perillota - Impresionante, ¿eh? Lo que necesitamos de ti es un gusano. Una hidra, en realidad.
Guarrilla - Un gusano múltiple para rastrear huellas digitales a través de una red encriptada.
Lámer - ¿Qué clase de cifrado?
Perillota - Una encriptación Vernam.
Lámer - Ehm, el código Vernam se destruye al aplicarlo, además de ser una auténtica encriptación de 128 bits.
Guarrilla - En realidad hablamos de una de 512 bits.
Lámer - Eso es definitivamente imposible.

Obviando purismos como que "encriptación" no existe, vamos a ver de qué están hablando.

¿Qué es un gusano? Es un programa que se propaga de un sistema a otro a través de una red. La analogía mitológica de la hidra nos hace pensar que se refieren que se propaga de forma exponencial. Vamos, como todos los gusanos (no conozco ninguno que lo haga de forma lineal).

¿Qué es rastrear huellas digitales? Como no creo que se refieran a esos dibujitos que tenemos en las yemas de los dedos, se trata de buscar resúmenes (hashes) de archivos. Algo así como lo que hace el e-mule para identificar archivos idénticos.

¿Qué es una red "encriptada"? Una en la la que los datos se en transmiten previamente transformados para que no sea posible su interpretación si no se conoce la clave correcta. Aquí hay muchos matices sobre los protocolos, pero tampoco pretenderíamos que la película fuese una lección de seguridad telemática.

Hasta aquí todo más o menos razonable, (aunque no sé muy bien para qué cojones quieren rastrear huellas digitales, ¿tienen complejo de SGAE?), pero lo cachondo viene con lo siguiente.

¿Qué es el cifrado Vernam? Se trata del único sistema de cifrado que puede ser realmente irrompible. En cuanto los Wachowsky vieron eso, se les debió hacer el culo pepsi-cola y ahí dejaron de leer. Pues bien, el cifrado Vernam es la repolla si se usa una clave realmente aleatoria tan larga como el propio mensaje (one-time-pad); no 128 ni 512 bits. En este caso concreto lo que tenemos entre manos es algo parecido a lo que se usa, por ejemplo, en el nefasto WEP. En cualquier caso, se trata únicamente de un tipo de cifradores de flujo y bajo esa denominación puede haber cientos distintos, de modo que esa conversación tan "acojonantemente técnica" tenía el mismo valor que hablar del tiempo que hace en la calle.

A partir de ahí, me dediqué a concentrarme en las mameillas de Halle Berry y dejar de torturarme con las garruladas informáticas.


Actualización
Ahora han dicho que 400 millones de dólares dando intereses en 15 años se convirtieron en 9.500 millones... pues ya me dirán dónde, porque es un 23,5% TAE, riete tú de la cuenta naranja de ING Direct xD

3 comentarios:

Fisico dijo...

Mola. Estaria bien una serie con las perlitas que sueltan en las pelis "de culto".

fortran dijo...

Je je, sí, le podría dar un repaso a la escenita del arquitecto de Matrix Revolutions... ah, espera, que decíamos de culto xD

Si tienes alguna sugerencia, dispara y yo critico ;-)

Fisico dijo...

Ahora mismo no me viene ninguna pero seguro que Jonnhy mnemonic es un filón. Joe, ahora que lo pienso, casi cualquiera de las scifi de keanu reeves.