domingo, mayo 25, 2008

Donde tengas la olla no metas...

Hoy, día del orgullo friki, el safety car ha salido a pista un par de veces... ha habido declaración formal de ayuntamiento. Yo como soy un cabroncete me hice el tonto y fingí que no sabía de qué iba el tema y creía que iba a haber una salida del armario. Algunos se lo creyeron y todo.

Pero vamos al grano, como adelanté en el último post, vamos a ver las ventajas e inconvenientes de trajinarse a las ex de los colegas.

Ventajas
Inconvenientes
No tienes que andar buscando por ahí
No conoces gente nueva
Te ahorras el rollo de ir conociéndola
Ella ya sabe que eres un capullo
Tus amigos ya la conocen
Uno de tus amigos ya se la ha tirado
Viene con el rodaje ya hecho
Puede hacer comparaciones odiosas

Te fías del criterio de tus colegas y sabes que hay cierta garantía que inspira confianza, pero, ahora NO se la está tirando y sus motivos habrá. Anda coño, a lo mejor el motivo eres tú.

En su momento se preguntó si alguien tenía algo que comentar y que preguntar y yo aproveché para soltar algunas de las coñas recopiladas en este blog; pero algunas otras se me pasaron (como lo de que no estamos en un pueblo en el culo del mundo). Otra cosa que se me olvidó fue preguntar quién tiró la primera piedra, pero bueno, creo que ya perdí la oportunidad.

Voy a explicar la mayor parte de mi postura ante estos rollos con una bonita parábola:
Tienes una hermana que está buenísima y desde luego que no se te pasa por la cabeza tirártela (¡es tu hermana, enfermo!), hasta que un buen día os enteráis (por un análisis de adn, unos documentos, lo que sea) de que realmente no sois hermanos. ¿Te planteas ahora acostarte con ella? Pues con esto lo mismo.
Pues hale, ya sabéis... follad bien y no miréis con quién. O sí, yo qué sé.