sábado, mayo 31, 2008

Mujer al volante... peligro constante

Hoy he tenido un incidente en el que he estado a punto de piñarme, por culpa de una piba que iba en un seat ibiza (cuando se juntan los dos Seat Ibiza + Mujer uno sólo puede esperarse lo peor).

Iba yo por la calle Sagasta, cuando se abre el semáforo que lleva a la rotonda de Bilbao y según estoy entrando, la tía, que venía desde San Andrés hacia Luchana, se salta su semáforo en rojo y yo preveo que si sigue su trayectoria, pasará sin ningún problema; así que sigo y por si acaso me desplazo un poco hacia mi izquierda para dejarla pasar mejor. Pero resulta que la tía era una gilipollas del 15 y no se le ocurre otra cosa que pararse y dar marcha atrás.

Tuve que pegar un volantazo más hacia la izquierda y el coche me derrapó malamente; tuve que contravolantear para recuperar el control y pude hacerlo justo para no comerme la fuente del medio de la rontonda. Al final lo dejé más o menos puesto en el semáforo rojo en el que debería haberse parado la zorra esa.

Mientras me cago repetidas veces en su puta madre, echo el freno de mano, pongo las luces de emergencia, me bajo del coche, me acerco al suyo, le doy con la mano en la ventanilla y le grito "¿Pero qué coño te pasa? ¿No ves que casi me mato por tu culpa?". La tía no dijo nada... sus acompañantes intentaron replicar algo, pero yo ya les hice un gesto de íos a tomar por culo con la mano y me volví a subir a mi coche, ostensiblemente encabronado.

Total, que estas cosas vienen a convencerme cada día más de que si las estadísticas dicen que las tías tienen menos accidentes que los hombres es porque hijas de puta como esta los provocan y el hostiazo se lo lleva el pobre pringao que las intenta esquivar. Yo tuve suerte de ser un puto crack al volante y de que no había ningún coche más detrás de la piba, que si no...

Las feministas que quieran insultarme, tienen su hueco en la sección de comentarios.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

No es cuestión de feminismo ni machismo: es cuestión de lógica.

La generalización que hacés es totalmente injustificada, y es una muestra de ignorancia.

Si no querés confiar en la estadística, hacé vos mismo la tuya; pero lamento en ese caso tengas que tener demasiados accidentes para poder armar una buena muestra.

Zorro dijo...

Subnormales como tú ratifican que las tías, de lógica muy poco.

Nazional dijo...

Sudaca + hembra = infraser.

Uki dijo...

Lo que os pasa a los tíos es que no pensáis con la cabeza, sino con el rabo, y por eso decís tonterías como éstas. Madura niñato.

Anónimo dijo...

A ti lo que te pasa es que te jode por que eres de esas tías que van más pendientes de pintarse los labios con el espejo retrovisor que de los semáforos.

Os tenían que quitar el carné a todas, por irresponsables.

Anónimo dijo...

JAJAJA...
Gilipollas. Todos.
Indignarse por cosas así...
:p

Lek dijo...

Yo tengo comprobado que el 75% (3 de cada 4) trabados al volante (ésos que se paran en el carril de aceleración, los que hacen stop en un semáforo en verde, los que se saltan a 10 uno en rojo o se pasan de carril sin avisar ni mirar...) son mujeres o viejos.

Y me importa una higa lo que digan las estadísticas. Yo lo he comprobado in situ

Ménez dijo...

A mí me parece que lo que dice el Sr. Fortran es cierto.

Las mujeres conducen peor que los hombres. Es así. Del mismo modo que ellas tienen más habilidades que nosotros para otras cosas hay que reconocer, sin que nadie tenga el derecho a calificarnos de machista, que las mujeres conducen peor.

El que no lo queria ver directamente es gilipollas o vive en la dictadura de lo políticamente correcto.


He dicho

fortran dijo...

Hombre, Ménez, cuánto tiempo sin verte por aquí... la verdad es que tampoco quería decir que las mujeres conduzcan mal; en el sentido de que si ellas van solas por la carretera no se van a estampar contra la mediana, sino más bien que van a su puta bola, sin importarles los demás.

Les parece que la carretera es suya, nunca se molestan en facilitar un adelantamiento o una incorporación, van a su ritmo y no son conscientes del entorno que las rodea.

A pesar de ello, también hay mujeres que conducen bien, pero por norma general los tíos van más atentos del resto de la carretera e intentan hacer una conducción más colaborativa (a no ser que sean macarras y se piquen, claro, pero aún así están plenamente al tanto de todos los coches que tienen alrededor)...