domingo, julio 20, 2008

Bestia Team en Gredos

La semana pasada nos fuimos unos colegas y yo a dar un pirulo por la Sierra de Gredos, a ver si respirábamos algo de aire puro y de paso nos subíamos al pico más alto del Sistema Central: el Pico del moro Almanzor (2592m).

Esta vez sí que he ido bien preparado para no chamuscarme como una vulgar chusta de porro, pero aún así el sol pega que es una barbaridad ahí arriba y el protector solar se me quitaba con el roce de la cinta de la bolsa que llevaba a modo de bandolera, así que tengo un bonito contraste entre el cogote y la espalda.

La excursión estaba planeada para hacerla en dos días: salir el sábado temprano, llegar a Hoyos del Espino, ir hasta la plataforma, llegar al refugio de Elola, dejar allí los sacos de dormir y las cosas que no necesitaríamos por el camino, luego subir hasta el Almanzor, bajar, pernoctar en el refugio y a la mañana siguiente volver hasta la plataforma y después irnos a pegar un baño a una poza cercana; luego a casita.

Como la planificación la seguimos más o menos bien, paso a contar las cosas que molan, que son las anécdotas y gilipolleces que se nos ocurren por el camino. Creo que para la próxima sí que voy a sacar el cuaderno para ir apuntándolas, porque mi memoria ya no es la de antes...
  • Teorema de las corrientes de agua: por muy pura que parezca el agua, siempre hay un viejo lavándose los bajos 100 metros más arriba.
  • Teorema de los dormitorios comunales: cuando hay 18 personas en una habitación, los primeros en dormirse son los que roncan.
  • Hipótesis de la comida comunal: los cabroncetes de los encargados del refugio ponen de comer fabada para que la gente no se aburra por la noche. En lugar de contar ovejitas, puedes contar pedos.
También merecería la pena comentar cómo le temblaba el labio al figura cuando tenía que escalar la penúltima pared que llevaba al minipico que está al lado de la cima del Almanzor; que el chaval se tuvo que poner una grapa. Yo tuve mi ración de tembladura cuando salté de una cornisa a otra inferior y estuve a punto de perder el equilibrio y caer hacia adelante y despeñarme muy malamente.

Durante la noche, el Figura y yo nos estuvimos descojonando un buen rato cuando yo le decía en voz baja "¡¡¡NECESITO UNA MUJEEEEEEEER!!!" (aunque la versión que conocíamos nosotros variaba ligeramente respecto a la enlazada).

Otra anecdotilla que podría merecer la pena ser contada es que nos paró la Guardia Civil, por ser yo educado en demasía y saludarles con la mano en el control... por suerte ya deberían haber completado su cupo de multas, porque no quisieron encalomarme por cualquier tontería.

Aquí os dejo algunas fotos panorámicas de la excursión.

7 comentarios:

Freeman dijo...

Déjate de mariconadas y cuenta las aventuras emocionantes de verdad: la mega LAN party del fin de semana...

fortran dijo...

Es que cuando una LAN Party sale tan redonda como la última, se resume en pocas líneas:

"Estuvimos jugando al Neverwinter Nights todo el fin de semana, con breves pausas para satisfacer las necesidades fisiológicas".

cetearyl dijo...

Si es que madre mía, qué aguante teneis!

chechu dijo...

Viendo las fotos con pausa y sin sueño, me ha entrado el gusanillo. Es posible que a la siguiente me apunte, así podré usar el kit del coronel Tapioca que me regalaron en Loterias cuando me piré.

Y sobre la LAN party, creo que esta se ha llevado la palma.

Freeman dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Freeman dijo...

Físico, lo que os perdisteis...
(Teléfono de aludidos: 555-23-23)

fortran dijo...

Chechu, mientras sólo pretendas usar el kit del Coronel Tapioca y no el del Capitán Follacas, serás bienvenido para compartir refugio, tienda de campaña o incluso saco de dormir si hace falta.

Me ha comentado El Figura algo para este Jueves, pero a lo mejor es muy precipitado... Seguiremos informando.