jueves, julio 03, 2008

Nuevo cacharro

Me he comprado una cafetera nueva, básicamente porque la vieja se me colgaba de vez en cuando (pensaba que era la RAM, pero los últimos tests que hice no mostraron ningún error, así que si ya había que meterse con la placa o el micro era muy costoso reparar un trasto viejo), si no sería perfectamente feliz con mi AMD K7@1033Mhz, 768MB DDR1 (ni idea de la frecuencia, de hecho creo que los dos módulos que tenía no podían ser más dispares), (40+160)GB HDD.

Ahora que caigo, a lo mejor era un problema de sobrecalentamiento, porque los cuelgues se estaban haciendo más intensos ahora en verano... pero después de un cuelgue miré la temperatura del micro y creo que no pasaba de los 40ºC y el ventilador es un Akasa bastante hermosote. Bueno, da igual, el caso es que para demostrar que eso de la crisis es como Freddy Kruegger, sólo afecta a los que creen en ella (¿o ese era otro malo de película?), cogí mis talegos y me fui a gastarlos tan felizmente.

Al final no me gasté demasiada pasta, porque para las cuatro gilipolleces que hago no necesito demasiada máquina, así que me pillé un AMD Athlon X2 BE-2400 (no tira mucho, pero es de bajo consumo, sólo 45W), OCZ DIMM 4 GB DDR2-800 Kit (eso sí, es de baja latencia, CL4), una placa MSI K9N Neo-F V2, un disco duro SATA Samsung HD502IJ 500 GB, una tarjeta de vídeo ATI Sapphire RX1650PRO (también de bajo consumo, otros 45W a plena carga), una grabadora de deuvedeses Samsung SH-S203D, una fuente de alimentación HEC HEC-400AR-PTFR (de 400W, con este cacharro me sobra) y una cajita Asus TA-863. Todo ello por 350€ (sin montaje). También le añadiría la otra grabadora de DVD's del ordenador viejo y el disco duro de 160 GB (ambos IDE).

Lo del montaje pensaba que sería algo bastante sencillo para un ingeniero, sobre todo cuando has cacharreado con los ordenadores viejos y has puesto y quitado componentes a tuti plein... pero no es tan sencillo. Si la caja no es especialmente grande, montar el ordenador puede ser algo así como jugar al tetris. Yo no escogí el orden adecuado para poner las piezas y me encontraba que cuando quería montar el disco duro, el ventilador de la CPU no me dejaba espacio, cuando quería poner los cables del bus IDE me daba cuenta de que no me llegaba porque había separado demasiado las unidades, la RAM me estorbaba para poner la grabadora de DVD... eso por no hablar del coñazo que es poner todos los conectores de los ventiladores, los leds de estado, el botón de apagado y reset, los USB frontales, el kit de audio frontal, etc. cuando tienes las manos grandes. Además de que lo que pone en el manual de la placa no siempre coincide exactamente con lo que pone en los cables de la caja (tenía que haberme pillado una placa ASUS a juego con la caja, cachis...).

Así que si os compráis un ordenador por piezas, os voy a dar un consejo sobre cuál debería ser el orden de montaje:
  1. Coloca los discos duros en su posición (las unidades ópticas pueden esperar, ya que se pueden meter desde fuera), teniendo en cuenta la longitud de los cables (de datos y de alimentación).
  2. Ensambla los componentes sobre la placa (cpu, ventilador, memoria) y sobre todo conecta los cables IDE y SATA. La tarjeta de vídeo puede esperar.
  3. Acerca la placa a la caja y conecta los cablecitos de los botones y demás pijadas, conecta también los buses de datos a las unidades.
  4. Acerca la fuente de alimentación (para que lleguen los cables) y conécatalos a la placa y las unidades.
  5. Monta la placa en la caja.
  6. Monta la fuente de alimentación en la caja.
  7. Cierra la caja.
Si sigues ese orden, no deberías tener muchos problemas a la hora de darte cuenta de que no llegas a los sitios o que te hace falta más espacio.

En mi caso, tuve un problema extra y es que el ordenador no se encendía. Tócate los huevos, ¿qué andaría mal?. Mi super-intuición guió mi mano hacia uno de los cables de alimentación de la placa (está dividido en dos segmentos, uno grande y uno pequeño) y desenchufé el pequeño. Funcionó. Sin haber leido nada al respecto en el manual ni en ninguna parte. Acojonante.

Pero los problemas no se iban a parar ahí, qué va... Metí un live-cd de una Fedora 9 de 32 bit que tenía por ahí y todo parecía funcionar bien, un alivio. Reinicié el ordenador con el DVD de instalación de Fedora 9 de 64 bit. La cosa parecía marchar... hasta que salta una pantalla de error con la traza de la excepción en python del instalador. Como yo no soy el desarrollador, hago lo que hace todo el mundo: reiniciar y volver a probar. Tampoco, el mismo error.

Me resigno a instalar la Fedora de 32 bit desde el live-cd. Parece que el procedimiento funciona sin errores. Reinicio y... la jodimos, ni siquiera sale el GRUB.

Empiezo a barruntarme que va a ser algo por los dos discos duros, SATA e IDE, que no se han hecho amigüitos precisamente. Desenchufo el disco SATA e instalo un Windows XP de 32 bit en el IDE (porque como no tengo disquetera, en el SATA va a ser complicado si no me grabo una versión personalizada con mis drivers) y la cosa va sin problemas, lo cuál da una cierta tranquilidad.

Después de pensar un poco y de buscar por internet, me doy cuenta de cuál es el problema... la placa base está configurada en modo RAID con el disco IDE, así que me voy a la configuración de la BIOS y lo desactivo. Vuelvo a probar a instalar La Fedora 9 de 32Bit con los dos discos y funciona. Pero no me mola eso de desaprovechar parte de la memoria al usar un S.O. de 32 bit (bueno, con el Windows no hay más remedio, porque los 64 bit, ya sea en XP o en Vista dan muchísimo asco); así que me quiero bajar uno de 64, con un par.

Pruebo con Nexenta, que es un OpenSolaris con el espacio de usuario GNU, basado en Debian. Por desgracia, los muy mamones han quitado en la versión 1.0 el soporte para las X que había en las versiones alpha, así que opción desestimada, además de que al instalar no te deja particionar el disco duro a tu gusto y te coge por cojones una unidad entera. Que le den, al menos hasta la 2.0.

La siguiente opción "cacharrera" era un FreeBSD 7, pero la verdad es que aunque tuve la versión 5 en un ordenador viejo en la facultad e iba muy bien, no me apetece perderme algunas de las ventajillas del mundo Linux, que es algo más dinámico en cuanto al tema de los nuevos drivers y de tener actualizadas las distribuciones con las últimas tecnologías.

Después del disgusto con el instalador (no el live) de la Fedora 9 de 64 bit (que es posible que fuese por que el disco estaba dañado, pero no me apetecía tirar un DVD intentándolo por si volvía a fallar), me decido a darle una segunda oportunidad a la Mierduntu, que tanto asco me dio en sus primeras versiones... supongo que algo debería haber mejorado en estos años, al fin y al cabo mis compañeros de despacho la usan (Kubuntu) y están bastante satisfechos. Yo desde luego que no voy a usar KDE, me gustan las cosas más minimalistas (sin pasarse, eso sí, todavía no le cojo el puntillo al TWM ni al FWM... como mucho BlackBox y derivados o IceWM y WindowMaker), así que me decanto por una Xubuntu, ya que XFCE me parece un escritorio completo sin pijadas innecesarias.

Me instalo la Xubuntu de 64 bit desde el Live CD y todo va bien. Aunque la verdad, echo de menos a mi añorada Fedora... con sus system-config*, su yum (vale que aquí está el apt, pero una vez que te acostumbras al yum le coges mucho cariño), sus versiones bleeding-edge de Xorg y PulseAudio (que de hecho a veces no funcionan como deberían xD) y sobre todo, unos temas cuyos colores no te recuerdan a mierda constantemente y unos cursores del ratón decentes (vale que todo eso se puede cambiar, pero la primera arcada no te la quita nadie).

El siguiente problema con el que me encuentro es con que el mundo todavía no está preparado al 100% para los 64 bit. Somos unos marginados de la vida, por culpa de la gente de Redmond y su estancamiento en los 32 bit (porque cada vez que intentan pasarse a los 64 la cagan). A pesar de que casi todo el software libre está portado para montones de arquitecturas (AMD64 entre ellas), hay algunas cosas que nos hacen la vida más fácil y son muy difíciles de encontrar en versión de 64 bit... por ejemplo:
  • Adobe Flash Player
  • Skype
Para el flash player puedes usar alguna de las opciones open-source (como Gnash, porque lo de andar usando un Firefox entero de 32 bit sí que me parece un retraso de la leche), pero no acaban de ir todo lo finas que nos gustaría... para el Skype, tienes que andar con librerías de compatibilidad hacia atrás. Vaya atraso.

Y todo esto, después de que los procesadores x86-64 lleven ya al menos 4 o 5 años danzando por ahí... está claro que los únicos que le llevan sacando partido de verdad son los servidores y a saber cuánto, porque tiene algunos inconvenientes de rendimiento frente a los 32 bit (que no voy a comentar aquí, porque es un tema muy manido).

Resumiendo: que el cacharro que me he comprado va bastante bien (estoy escribiendo desde él), que si te vas a gastar unos 350€ en un ordenador a lo mejor no te merece la pena pagar otros 50€ por que te lo monten, pero si te vas a comprar uno más caro seguramente sí y que el paso de 32 a 64 bit es un poco más traumático de lo que debería ser después de tanto tiempo en marcha.

3 comentarios:

donbot dijo...

Instalar desde un live-cd... tu eres un depravado, no me cansaré de recordártelo. Acuerdate de borrar el /home/pepe

Y ahora la eterna duda: ¿qué vas a hacer con el ordenador viejo?. Da lástima tirar componentes tan cojonudos como la RAM o el duro de 40 GB, no?

fortran dijo...

Eso del /home/pepe era en LinEX (que los extremeños semos asín de brutos), pero creo recordar que se notaba al arrancar el OpenOffice, que te preguntaba por los archivos de configuración en ese directorio o algo así (pero el directorio lo habían borrado).

Pues el ordenador "viejo" (recordemos que todavía tenemos por ahí uno más antiguo, el AMD K6-2 con 192MB de RAM y (1+6)GB de disco duro... coño, qué curioso, al final tengo casi todos los ordenadores con un módulo de N^2 megas de RAM y otro de N^(2+1) megas xD) seguirá por aquí para casos de emergencia en los que la estabilidad del sistema no sea una cuestión crítica (es decir, las LAN Parties)...

Aunque pensándolo bien, tiene que joder bastante que estés a punto de hacer un head shot en el Counter Strike y se te cuelgue el ordenador, casi más que perder un par de horas de trabajo (aunque al final el ordenador no aguantaba encendido del tirón más de 10 minutos, así que para jugar también malamente).

La otra opción es meter el disco duro de 40GB en una caja externa y usarlo para el porno... del resto de componentes no me fiaría yo demasiado para reutilizarlos, en cualquier caso no creo que saliese rentable comprar sustitutos teniendo en cuenta lo poco que te cuesta montarte un ordenador entero con componentes de penúltima o antepenúltima generación (apurando, creo que se podría conseguir algo un poco más cutre que lo que tengo yo pero todavía bastante usable por menos de 200€).

el sucio dijo...

Tratandose de porno no es suficiente hablar de gigas, el prefijo adecuado es peta, que le viene como anillo esfinterial al dedo.