viernes, diciembre 31, 2004

¿Qué se esconde tras los nacionalismos?

Ahora que el Sr. Spock está en todas las noticias por haber conseguido la aprobación de su plan secesionista gracias al apoyo de los terroristas de ETA, voy a publicar un articulo que venía preparando desde hace tiempo...

Vamos a hacer un ejercicio de racionalidad y una disección y estudio de los nacionalismos, para intentar llegar a ciertas conclusiones... antes de seguir leyendo, tienes la opción de escoger la pastilla azul y creer lo que quieras, o coger la pastilla roja y comprobar hasta dónde llega la madriguera del conejo.

Para empezar, podemos dividir los nacionalismos en 2 tipos:
  • Regionalismos: tratan de ensalzar un subconjunto de una unidad mayor y normalmente pretenden la escisión de ese superconjunto.
  • Imperialismos: tratan de ensalzar la unidad nacional y normalmente pretenden anexionarse territorios externos.
Sin duda, los más peligrosos son los imperialismos, ya que suelen provocar conflictos internacionales cuando se dan en paises con potencial armamentístico (por ejemplo, la Alemania de los años treinta y cuarenta). No hace falta ser un lince para darse cuenta de que la Segunda Guerra Mundial fue provocada por un nacionalismo imperialista. En España sufrimos la doctrina nacional-católica durante muchos años. También tenemos otro tipo de imperialismo a la orden del día, el de los Estados Unidos, que con mirar las noticias uno se puede dar cuenta del daño que causa al mundo. Eso sí, no debemos olvidar que el legado cultural de Occidente se lo debemos a la expansión del Imperio Romano... al menos de aquí se sacó algo positivo.

Por otra parte, tenemos a los regionalismos, que aunque no presentan ninguna amenaza real, son molestos. Muy molestos. Ahora me voy a centrar en este tipo de nacionalismos, ya que son los que afectan más directamente a España.

¿Qué tipos de nacionalistas hay? con esta pregunta no me refiero a nacionalistas vascos, catalanes, gallegos, valencianos... me es indiferente en qué región vivan. En una división funcional un tanto simple tenemos lo siguiente:
  • Políticos e ideólogos.
  • Terroristas.
  • Secesionistas no activistas.
Vamos a ver ahora qué papel juega cada uno de ellos en el entramado:
  • Políticos:
    • Engañar a los ciudadanos para convertirlos en secesionistas:
      • Reformando el sistema educativo, para que los niños crezcan con una visión sesgada y distorsionada de la realidad que aceptarán sin dudar, ya que les ha sido inculcada desde pequeños.
      • Empleando la demagogia en discursos televisados, ofrenciendo una (falsa) imagen de victimismo frente al "estado opresor".
    • Conseguir dinero para:
      • Lucrarse de forma personal (este es el OBJETIVO PRINCIPAL en torno al cual giran el resto de las funciones).
      • Financiar bandas terroristas, a las cuales además dan soporte logístico e información sobre objetivos.
    • Crear confrontación con el Estado de Derecho:
      • Para crear un enemigo.
      • Para engendrar odio que alimente las filas de los secesionistas.
  • Terroristas:
    • Causar el terror mediante atentados y asesinatos. Aquí las motivaciones son varias:
      • Hacer del miedo un argumento para los políticos.
      • Sadismo. Desde luego que sólo una persona desequilibrada mentalmente es capaz de causar la muerte a personas inocentes de forma indiscriminada.
    • Recaudar impuestos revolucionarios:
      • Financiar sus actividades terroristas.
      • Lucrarse de forma personal (este es el OBJETIVO PRINCIPAL en torno al cual giran el resto de las funciones).
  • Secesionistas no activistas:
    • Votar a los políticos.
    • Justificar la existencia de las bandas terroristas.
Como habréis podido comprobar, este último grupo no tiene un tercer nivel de bolos que explique sus propósitos. ¿Por qué? porque ellos NO GANAN NADA siendo separatistas.

Si repasamos el esquema anterior, podemos ver que precisamente lo que buscan políticos y terroristas es aprovecharse de la situación de conflicto, ya que en cuanto consiguiesen sus "objetivos" se verían obligados a trabajar para ganarse la vida... y eso es duro para quien no está acostumbrado ni a dar un palo al agua.

Si por alguna casualidad el lector se encuentra en el tercer grupo, me gustaría que se hiciese algunas preguntas:
  • ¿Por qué soy nacionalista? Si la respuesta la encuentras en tus días de escuela, quizá deberías plantearte recibir una educación menos racista y xenófoba que la que recibiste en su día. Si entre tu respuesta hay algo como "nos oprimen" haz una lista detallada de esas acciones opresoras y mándamela.
  • Si has encontrado alguna razón válida (la identidad cultural es la única que se me ocurre, así que si quieres puedes apuntártela) ¿Qué beneficios obtengo siendo nacionalista? en este punto me gustaría recordar que todos las la regiones populadas por nacionalistas actualmente son deficitarias y esos gastos se pagan con dinero procedente de Madrid. Además, la identidad cultural no la prohibe nadie en el Estado de Derecho.
  • ¿Soy mejor que el resto de los españoles? Si tu respuesta es sí, permiéteme que lo dude (y que me ría, ja ja ja!). Si la respuesta es no, entonces no pretendas ser más que el resto.
Resumiendo todo lo anterior: la situación deseada por políticos y terroristas es la confrontación, que es lo que les da la razón de ser, no la independencia. Los nacionalistas que no se dedican al terrorismo ni la política son meras marionetas adoctrinadas en ideales racistas y xenófobos que viven acomplejados porque no han querido (o no les han dejado) aceptar la realidad.

El que pueda ver algún tipo de romanticismo en el nacionalismo actual es un enfermo. Simplemente hay una cosa detrás: dinero. Mucho dinero...