miércoles, junio 15, 2005

El Dr. Maligno

Después del receso producido por el post anterior (necesitaba contarlo), seguimos con los posts que dan para hablar cuando uno va borracho y se quiere hacer el interesante (pero luego sólo consigue que le ignoren, o lo que es peor, que le abandonen en un contenedor de basuras).

Repasemos los temas anteriores: determinismo y evolución. ¿De qué toca hablar ahora? Sobre el Bien y el Mal. Yo no tengo ni pajolera idea de filosofía, así que no voy a pegar un repaso a todo lo que se ha dicho hasta el momento sobre el tema por los grandes pensadores de la humanidad. Seguramente cualquier cosa que diga ahora ya la haya dicho alguien antes, así que si alguien quiere citar precursores o fuentes de lo que aquí se diga, adelante, pero que no se regocije demasiado, ya que tampoco nos descubre nada nuevo.

Hasta donde llegan mis (muy escasos, así que recibiré hostias de buen grado) conocimientos de antropología e historia, todas las sociedades y culturas tienen los conceptos de bien y mal. Muchas veces estos conceptos se personifican y encarnan como deidades arquetípicas a las que adorar o temer.

Aquí es donde entra la parte descabellada y más sujeta a crítica de mi razonamiento. El concepto de Bien es un producto más de la evolución, ya no a nivel físico, sino psicológico y cultural. En el momento en el que el ser humano aprendió a manipular su entorno y supo curar enfermedades gracias a la medicina se apartó del caminio de la evolución fisiológica y comenzó a disfrutar de las ventajas de un nuevo tipo de evolución, más rápido y más eficaz (¡qué chollo! ¿eh? si parece el lado oscuro de la Fuerza...). Una nota para que no nos sintamos de nuevo el ombligo del universo, los hermanos primates también han desarrollado una cultura, enseñándose de generación a generación la capacidad de utilizar herramientas (de hecho, algunas especies más de mamíferos más evolucionados tienen ese tipo de cultura, aprendizaje y comportamiento que no van ligados a los genes).

En este punto se nos puede encender la bombilla y exclamar: el Bien es lo que asegura el éxito del ser humano como especie predominante del planeta. Es la base del comportamiento social. Lo que nos aleja de la extinción y nos hace sobrevivir es bueno.

Hale, ahí queda eso, ahora a discutir, a ver si superamos los 31 comentarios.

5 comentarios:

Morgote dijo...

Errm... si eso es así, ser un cabronazo es bueno?... porque gracias a la artificialidad de la sociedad actual, los "malos" tienen muchas más posibilidades de sobrevivir... véase los empresarios explotadores, las mafias que operan con los inmigrantes ilegales, los señores de la guerra, los abogados...

fortran dijo...

nope... iba a poner los ejemplos, pero al final me los había guardado, así que aquí van algunos:

*los empresarios explotadores: están mejorando su calidad de vida, pero empeorando la de mucha más gente, con lo que las posibilidades de supervivencia globales de la especie disminuyen.
*las mafias que operan con inmigrantes ilegales: realmente no están mejorando las posibilidades de supervivencia de nadie, ya que muchos de los inmigrantes palman, y aunque lleguen seguramente sean unos navajeros inadaptados que se carguen a más gente (ya me lo digo yo: ¡¡racista!!).
*los señores de la guerra: no hace falta que añada más que no se haya visto en los puntos anteriores.
*los abogados: no sé, a mí me joden mucho más los valencianos xD
(más ejemplos)
*Matar animalitos para comer: pues está bien (por mucho que les joda a los vegetarianos), siempre que no se altere el equilibrio natural y al final nos jodamos nosotros.
*Matar otros seres humanos: en principio es malo, pero si sirve para salvar otras vidas (incluso para reequilibrar la balanza demográfica)...

Lo que yo planteaba es que de haber un sentido (ya dije en los posts anteriores que no creo que lo haya) es la expansión de la especie como conjunto. A veces, de los comportamientos egoistas individuales, mediante la competitividad, emergen beneficios globales.

El problema real más gordo que le veo yo a decir que el bien es el progreso de la especie, es que algo que nos parece tan aberrante como ejecutar a los vejetes que ya no están en edad reproductiva podría ser bueno. Seguro que tiene muchas más aberraciones, ya irán saliendo, pero al principio yo lo veía bastante claro...

pekeñogranhombre dijo...

too freak,definitely.

Raúl dijo...

lo de ser un cabronazo es el dilema del prisionero. Ciertamente ser un cabronazo en un entorno donde casi ningun individuo lo sea es muy ventajoso, pero también es verdad que no ser un cabronazo en entornos con cabronazos puede ser igual de ventajoso.

El concepto de "bueno" y "malo" lo vemos como algo muy racional, cuando en realidad no lo es tanto.

Por cierto fortran, ¿lo del contenedor de basuras se basa en alguna experiencia personal?

fortran dijo...

Sí, lo del dilema del prisionero tiene bastante que ver... en el mundo es un ejemplo de cómo se equilibran las cosas si buscamos el mayor beneficio personal, que al final también lleva a un mayor beneficio global.

A lo que yo quería llegar y me he quedado a medias (por la impaciencia y el aburrimiento es que (una vez más) cuando "algo funciona" se le asigna la etiqueta de Bueno y luego tendemos a pensar que "funciona porque es bueno", cuando la relación causal viene por el otro lado.

¿Recuerdas, Raúl, la cojo-presentación de los sistemas inductivos bayesianos? Por lo visto era "más lógico" pensar que tener cáncer de pulmón era la causa de que la gente fumase...

Y ahora atención: el tito fortran acaba de tener una revelación paranoica-esquizoide de esas que le dan cuando le fata su medicación... LA META DEL SER HUMANO ES LA INMORTALIDAD

¿por qué? pues porque si ya no nos hace falta la selección natural para evolucionar, es un poco inútil morirse... ¡y así acabamos también de un plumazo con las putas religiones!

P.D. Lo del contenedor de basuras es secreto... yo nunca lo afirmaré ni lo desmentiré.