martes, agosto 24, 2004

Infrahistoria

Es curioso ver cómo se altera la historia a través de la visión que puede ofrecer Hollywood. En concreto estoy pensando en dos películas recientes, "Troya" y "El Rey Arturo". Películas con la pretensión de ser históricas y verídicas, quedándose al final en una patochada sin sentido. Vamos a analizarlas un poco más al detalle.


Troya

La película como tal es muy buena, la interpretación y caracterización de la mayoría de los personajes es excelente, pudiendo destacar a Eric Bana haciendo de Héctor, Peter O'Toole haciendo de Príamo de Troya, Brad Pitt como Aquiles y un Sean Bean interpretando a un Ulises con un papel algo secundario aunque adecuado. Lo que quizá no estuviese tan bien fue la elección de Agamenón y Menelao, que se supone que eran jóvenes y apuestos y les pusieron casi como vikingos barbudos y viejos. Helena es guapa, pero creo que tampoco tiene un rostro como para fletar mil barcos... yo le daba un 4 en la escala de los dedos. Una pega es Orlando Bloom, que parece que se cree que sigue haciendo de Legolás.

La ambientación no está mal, las armas y armaduras parecen correctas. Espadas cortas, jabalinas, arcos y escudos es el material que más predomina. En general todo correcto, el vestuario bien, las naves bien (aunque parecen también naves vikingas, no tengo yo muy claro qué tipo de embarcaciones usaban los griegos por aquella época).

Ahora vamos a lo que está fatal. Me parece fatal que al comienzo de la película pongan que está basada en la Iliada de Homero. La Iliada es una epopeya épica en la que los hombres son los peones de los dioses en una de sus luchas cotidianas que montaban porque en el Olimpo se aburrían. Así que intentar contar esa historia sin los dioses es un despropósito, más aún cuando quieres mantener el rapto de Helena.

Siguiente despropósito, quizá el más grande. El asedio de Troya duró unos 10 años, según cuenta Homero. En la película lo resuelven en 14... días. También canta mucho que en una versión que pretende ser histórica incluyan el famoso Caballo de Troya, que por otra parte ni siquiera aparece en la Iliada. La cosa empeora cuando Aquiles es uno de los que entran en la ciudad en el vientre del caballo, ya que para aquellos entonces ya estaba muerto. Otras necroanacronías que meten son la muerte de Menelao a manos de Héctor (Menelao es de los pocos que vuelven a su casa) o la muerte de Ajax, el escudo de los aqueos, que en la película muere en una de las primeras batallas (y ni siquiera portaba su inmenso escudo) y según cantó Homero muere en el viaje de vuelta a su casa.

La moral americana también hace estragos, ya que convierten a Patroclo en primo de Aquiles, cuando no se relata ningún parentesco entre ambos, así que serían amantes o simplemente amigos. Aberraciones similares también ocurren en la adaptación (más que adapatación, diría deformación) de Disney sobre la leyenda de Hércules, ya que convierten a Zeus en un padre responsable que no sale de marcha por ahí engañando a jovencitas y ponen de malo de la película a Hades, que según la mitología griega era un tío que tenía su chiringuito muy bien montado, siendo el infierno un sitio la mar de agradable (algo así como la terraza del fabrik) e incluso permitió a alguno entrar a buscar a la novia sin tener que pagar la primera consumición y todo.

Concluyendo sobre esta película: que está bien para pasar un rato pero es un despropósito detrás de otro para aquellos aficionados a los mitos y las leyendas clásicas.


El Rey Arturo

Lo primero que debo decir es que no he visto la película, ni pienso verla, porque con los comentarios de algunos incautos que sí que la han visto y con los trailers creo que ya he tenido más que suficiente.

Esto sí que es la leche. Aquí no se limitan a tirar la piedra y esconder la mano; sino que la anuncian como "La verdadera historia detrás de la leyenda". Como si alguien pudiese saber cuál fue esa historia. Las primera referencia a "Arturus Rex" la hace en el s. IX el historiador Nennio que narra como en una batalla en el s. VI el tal Arturus luchó junto a los bretones contra los sajones y mató él solo a 960 enemigos. La leyenda se forja en el s. XII con las novelas de caballería, siendo Chrétien de Troyes el principal autor del ciclo artúrico y curiosamente Arturo no es el personaje más relevante, ya que el protagonismo lo tienen caballeros como Galván, Perceval, Ivain y Lanzarote.

Dato dato curioso es que en las novelas artúricas, Excalibur es la espada de Galván, no de Arturo ni Merlín, como muestran las producciones americanas. Hablando de "Excalibur", he de reconocer que la película homónima me fascinó cuando la vi de pequeño y que todo lo que se ha rodado después (la mini serie de Merlín con Sam Neil, "El Primer Caballero" con Richard Ghere y Sean Connery y seguro que alguna más que he tenido la suerte de no haber ni siquiera percibido) parece una burda parodia. Siguiendo con Excálibur, el fallo más gordo posiblemente sea que Galván (interpretado por Liam Neeson) aparece un borracho bronquista, cuando es el heredero de Camelot (es sobrino de Arturo) y el mejor caballero de la tabla redonda. De hecho es posible que las mejores películas sobre el ciclo artúrico sean algunas como "Un Tronco en la Corte del Rey Arturo" ó "El Caballero Negro", cuya única pretensión es hacer pasar un rato divertido al espectador, sin buscar ningún efectismo.

Volviendo a "la nueva película de Jerry Bruckheimer", he podido observar que Arturo & Cia. van vestidos como legionarios romanos... cierto es que las armaduras completas de la Baja Edad Media que aparecen en Excalibur son bastante posteriores, pero la ocupación romana de Inglaterra es anterior a la época del Rey Arturo. Es posible que hayan mezclado los hechos que sitúan en Inglaterra a un general romano llamado Artorius en el s. II, que posiblemente aportase su nombre a la leyenda que surgiría diez siglos después.


Corolario

La historia a veces puede resultar aburrida, pero ello no legitima a ningún mamón de Hollywood a contar lo que le salga de los huevos y luego vendérnoslo como algo verídico. Como dijo Bart Simpson: "toda una lección de historia en imágenes". Dentro de poco veremos "La verdadera historia detrás de la leyenda del Ratoncito Pérez".

Volveré a despotricar contra Hollywood cuando vaya a ver Aliens VS Predator. Con esa será la tercera vez que el niñato del Paul W. S. Anderson me roba cuando voy al cine... anteriores obras maestras suyas fueron Mortal Kombat y Resident Evil. Joder, si es que soy un puto friki, me lo tengo merecido.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Sobre la iliada es una historia cuyo rigor historico es muy discutible más allá de la clara fantasia mitica de la intervención de los dioses que está claro que no pasó. Historicamente la guerra de Troya tuvo lugar en la época en que la Odisea la ambienta pero se sabe poco más de lo que realmente pasó. Basado en la obra de Omero sí que está porque más obras literarias de esos hechos como que no hay.

Sobre el rey arturo en esta pelicula se cuenta una historia basada en la teoria que establece que ese Artorius que dices era el arturo historico a partir del cual se crearon a lo largo de la edad media (principalmente)una serie de mitologías, a veces contradictorias, que crearon al personaje mitico junto con todo el resto de personajes. En general no parece con tan poco rigor historico aunque sí se permiten ciertas licencias como la de poner al Merlín arturico como contemporaneo del arturo historico aunque por lo que he leido este último vivió 75 años después.

Sobre la otra pelicula no me pronunciaré porque no la conozco.