miércoles, agosto 18, 2004

LP 2.0

Ha vuelto a ocurrir. Una nueva LAN Party (echadle un ojo al primer post de este weblog) se ha celebrado en mi casa. Esta vez ha sido un poco más descafeinada que la primera, ya que nos ha fallado uno de los incondicionales, así que, para los nerds:
N--;

El propósito original era hacer una barbacoa, pero como somos unos viciados, acabamos jugando al Counter-Strike.

Mis dos colegas llegaron sobre las 14:30, y les informé de que había mucha carne en general, pero que faltaban chorizos y posiblemente algo de pan. Acordamos que lo mejor sería proveernos de del material que faltaba, así que me puse mi camisa hawaiiana, las gafas de sol y nos enfilamos hacia el supermercado.

Siempre que vamos al supermercado sale el comprador compulsivo que llevamos dentro. No en vamo somos productos de esta maravillosa sociedad consumista que nos intimida constántemente para que compremos si no queremos ser unos fracasados. Al final acabamos comprando 2 buddweisser, 2 desperados, 1 sunny florida y otro california, 1 ristra de chorizos, 2 barras de pan, 1 paquete de lonchas de queso, 1 pack de panecillos de hamburguesa y 1 pack de filetes de hamburguesa.

Volvemos a mi casa a las 15:30 y nos ponemos a encender la barbacoa. Tardamos una hora en tener unas brasas decentes y nos ponemos con las hamburguesas. Supongo no hará falta contar cómo nos pusimos comiendo, ya que a esas horas había bastante hambre.

Después de comer, nos pusimos a ver Spiderman, la versión del director. No hay tal versión del director, así que fuimos nosotros los que añadimos algunos cachos, por lo que más bien habría que llamarla la versión de los frikis. La mayoría de los añadidos no son aptos para un weblog decente como este, así que no haré más hincapié.

Cuando terminó Spiderman, nos pusimos (cómo no) a jugar al Counter-Strike. Esta vez hubo un cambio en los equipos tradicionales, por lo que me comí unas hostias como panes en Assault y Aztec, que estoy acostumbrado a jugar con las fuerzas especiales y me tocó jugar con terroristas. Luego jugamos en Office y Oilrig y la cosa mejoró mucho.

Tocaba cenar, así que nos comimos lo que sobró de la barbacoa y nos pusimos a ver otra película. Nos decidimos por 28 Días Después, haciendo el solemne pacto de no abrir la puta boca mientras durase, porque no queríamos que pasase lo mismo que pasó con Sleepy Hollow... somos capaces de convertir una película de terror en una de cachondeo. Qué grandes momentos con el joven Masbath.

Unas cuantas pachanguitas más y nos ponemos a ver Piratas del Caribe. Sobre las 5 de la mañana terminó la película y por primera vez mis colegas pueden dormir en una cama en mi casa. En las últimas ediciones o bien no se durmió o les dio por acostarse en la alfombra porque yo me había quedado sobado antes y no querían despertarme para preguntar. Eso son colegas.

Como el artículo está quedando un poco soso estaba pensando en añadir algunas recetas de cocina, pero creo que es un tema lo suficientemente amplio como para otro post, así que contentaos con las fotos que voy a colgar en las que estamos haciendo el ridículo.